Horario
Lun
10:00 - 12:30 / 16:30 - 20:30
Mar
10:00 - 13:30
Mie
16:30 - 21:00
Jue
10:00 - 13:30
Vie
Tel. 917 238 248

EMBARAZO GEMELARES

Los embarazos gemelares han aumentado de un modo exponencial en los últimos 20-25 años debido al auge de las técnicas de reproducción asistida entre otras causas.

Es un pensamiento común en algunas mujeres pensar que si se tiene dos hijos  de una vez será más rápido acabar su vida reproductiva.

Los obstetras pensamos sin embargo que es mejor que las gestaciones sean únicas y de hecho la tendencia entre los profesionales de la reproducción asistida es intentar que las gestaciones sean únicas o como mucho dobles.

En las gestaciones gemelares aumenta la frecuencia de problemas en el embarazo y parto fundamentalmente parto pretérmino y bebés con bajo peso que pueden necesitar cuidados neonatales más o  menos avanzados.

También hay que decir que el aumento de los casos de embarazos gemelares hace que tengamos más experiencia a la hora de manejar estas gestaciones

En caso de tener una gestación gemelar la mujer notará antes el crecimiento del abdomen y los problemas derivados de ello desde cansancio por aumento de peso  hasta problemas circulatorios por ello deberá limitar su actividad física y laboral antes que las demás embarazadas.

Esto hace también que el control de peso durante la gestación deba ser algo más estricto para facilitar la actividad diaria de la gestante

Aparte de esto el  embarazo lleva un curso similar a un embarazo único en la primera mitad. A partir de ahí en general deben ser más frecuentes los controles.

También son más frecuentes estadísticamente  las cesáreas en estas gestaciones porque es habitual que   alguno de los bebés no está en una posición adecuada para el parto.

 

MEDICAMENTOS EN EL EMBARAZO

La administración de medicamentos en el embarazo siempre produce reticencias ante la posibilidad de que pueda afectar al bebé. Esta situación es normal porque aunque las malformaciones tienen en general un origen multifactorial, la administración de medicamentos puede ser causa de las misma y por tanto una causa que se puede prevenir.

Esto aunque parezca contradictorio no significa que durante el embarazo no se puedan tomar medicamentos. De hecho a la hora de tomar un medicamento igual que si no estuviera embarazada lo que hay que valorar son los riesgos y beneficios de tomarlo o no.

Por ejemplo en la fase en que son mas frecuentes los cuadros  de gripe/catarros puede ser más perjudicial para el bebé  no tomar un antitérmico que tomarlo porque sabemos que una fiebre alta puede ser más perjudicial para un bebé que el hecho de tomar un antitérmico cada 6 u 8 horas que no va a tener efectos secundarios sobre la madre ni sobre el bebé.

Lo mismo podemos decir respecto a ciertos casos de hipertensión o infecciones durante el embarazo en cuyo caso es mejor tomar determinados antihipertensivos o  determinados antibióticos.

Por ello como norma general no se deben tomar medicamentos si no han sido prescritos por su médico, pero en caso de necesitarlos hay que consultarlo con su obstetra que es quien le indicará cual es la mejor solución y en su caso que medicación debe tomar.

A la hora de tomar un medicamento igual que si no estuviera embarazada lo que hay que valorar son los riesgos y beneficios de tomarlo o no

DEPORTE Y EMBARAZO

El ejercicio físico durante el embarazo es una de las preguntas que nos realizan con más frecuencia.

Hay que tener presente que cada embarazo es diferente para cada mujer, y que por tanto no será igual para todas las mujeres pero podemos decir que en general una mujer que no presente problemas médicos puede realizar actividad física durante el embarazo
Si antes del embarazo realizaba deporte habitualmente en general no habrá problema para que siga realizándolo aunque posiblemente necesitará adaptarlo a su situación disminuyendo la intensidad del ejercicio.

Si antes del embarazo no realizaba ejercicio y la mujer está sana y el embarazo cursa con normalidad tampoco hay problema para que realice ejercicio de forma regular. De hecho el embarazo que hace que la mujer se preocupe por llevar un estilo de vida más sano puede ser un incentivo para que las mujeres sedentarias dejen de serlo

En ambos casos los deportes más recomendados en el embarazo son: caminar, bicicleta estática, aerobic adaptado a embarazadas y natación . De ellos la natación es el que tiene menos riesgo de lesiones y más facilidad para no aumentar la temperatura siempre que el agua de la piscina esté a una temperatura adecuada. Por supuesto en la piscina no hay que entrar tirándose de cabeza, de pie o desde un trampolín .
Es importante al realizar deporte que la temperatura corporal no aumente más de medio grado centígrado. O sea, que el deporte debe realizarse a un ritmo más bajo que cuando no se está embarazada ya que el aumento de la temperatura corporal de la mujer puede perjudicar al embrión

No son aconsejables los deportes de lucha o de contacto o los que puedan suponer caídas o aquellos que supongan unos cambios de ritmo muy rapidos

SER MADRE A LOS 40 AÑOS

La vida actual en nuestro pais hace que muchas veces la decisión de tener un hijo sea después de los 40 años. Clásicamente estos embarazos se han considerado del alto riesgo pero hoy en día como cada vez vamos teniendo más experiencia en estos casos podemos decir  que aunque son embarazos que vigilamos con más detalle cursan en la mayoría de las ocasiones con normalidad.

Lo primero que hay que considerar de todas formas es que retrasar la maternidad hace que disminuya la fertilidad por dos razones:

  1. Una fisiológica que es que a partir de los 38 años el numero de ovulaciones es menor  y estadísticamente la probabilidad de quedarse embarazada es menor que en mujeres de menos de 38 años
  2. La segunda es que con los años aumenta el riesgo de haber sufrido proceso ginecológicos  ( infecciones en las trompas, quistes de ovario, endometriosis) que dificulten la concepción

En las mujeres de más de 40 años hay también más problemas durante el embarazo sobre todo dependiendo de lo saludable que haya sido previamente la vida de la mujer además del aumento estadístico del riesgo de alteraciones cromosómicas  (síndrome de Down) y que el embarazo supone una sobrecarga para el organismo de la mujer que puede aflorar problemas larvados de hipertensión o diabetes. Todo esto será comentado con el obstetra durante el embarazo

Para intentar disminuir la aparición de estas complicaciones conviene hacer una consulta preconcecpional con el ginecólogo  para estudiar los posibles factores de riesgo del embarazo y valorar cambios alimenticios o de costumbres antes de iniciar el embarazo y durante el mismo.

Una vez embarazada conviene ser constante en los controles que programe el obstetra tanto desde el punto de vista analítico como  ecográfico y de normas de vida.

 Por otra parte hay que considerar que la edad biológica de una mujer de 40 años hoy en día no es igual a la que tenían nuestras madres y abuelas y que si se ha llevado una vida saludable lo probable es que el embarazo vaya bien